h1

Los trabajadores y el cine

noviembre 2, 2008

Uno de los objetivos de este blog es la de labor pedagógica, devolver a los trabajadores lo que es suyo, su conciencia largamente aletargada. Unicamente viendonos como lo que realmente somos lograremos lo que queremos. Olvidemosnos de la epoca de explendor del capital ahora que parece que ya nunca va a volver.

Veamos ahora un poquito como nos ha retradado el cine en su 110 años de historia. El lugar, exiguo, que hemos ocupado.

Lo cierto es que lo se ha dado por considerar como la primera película del cine tiene como protagonistas a trabajadores,  “Obreros a la salida de la fábrica” de los hermanos Lumiere nada menos que  del año 1895. Después llegaron más películas, probablemente las más significativas, y que no pueden faltar en ninguna de las listas dedicadas al cine de tematica obrera: Metropolis, El último, El acorazado Potemkin, La madre, Tiempos Modernos o La huelga quizá sean las más famosas. Sin embargo no sé puede calificar como un tema dominante en la historia del cine.

Tras las Segunda Guerra Mundial y con el comienzo de la “Edad de Oro” del capitalismo, primero en EEUU y luego en Europa Occidental los obreros y su problematica dejaron de interesar, a nosotros los primeros. Probablemente nos identificamos más con Pablo Picapiedra y sus problemas con el troncomovil, la bolera y Pablo Marmol que con otra cosa. Sin embargo alguna cosa, muy esporadicamente, aparecía aquí y alla; Novecento de Bertolucci, Jonas que tendra 25 años en el 2000 de Tanner, El cazador de Cimino, Riff Raff de Loach o ,en España, Los santos inocentes de Saura y Los lunes al sol de León de Aranoa.

y ahora como puro entretenimiento formativo os dejo con algunos fragmentos de esos clásicos del cine.

Metropolis (1927)

Cambio de turno

Los trabajadores

El acorazado Potemkin (1925)

La escaleras de Odessa

Tiempos Modernos (1936)

La cadena de montaje

Como en todas las buenas películas de trabajadores, la nuestra, la de la lucha de los trabajadores de Rosa Gres carecera de un protagonista estelar, de un estrella rutilante, incluso quizá no tenga final feliz. Pero no nos importa, esto no es más que la primera parte de un gran serial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: