h1

Los expedientes de regulación de empleo y la salud pública

noviembre 19, 2008

Pues sí. Recientes estudios avalados por el Profesor Taratonga y el Instituto de Estudios Solarísticos constatan que la sola palabra ERE provoca enfermadedes sociales de caracter pátologico.

Su sintomatologia es clara, a un primer enrojecimiento del pensamiento sigue una fase de hiperactividad que conlleva a una atrofia de las principales vias de circulación.

Su tratamiento no está claro todavía por que lo único que se puede hacer es una política destinada a la prevención.

Y ahora más en serio. El ERE de Cerámicas Sugrañes, como cualquier otro, está portando la cuota de destrucción que tiene un proceso de estas caracteristicas. Practicas intimidatorias, algunas desde el anonimato, como amenazas a encargados no hacen sino revelar un hecho. Que este proceso va a ser capaz de sacar lo peor de nosotros mismos. Muy probablemente los más exaltados de nosotros se vean amparados en todo lo que rodea para sus “ajustes de cuentas”, tan lejano a lo que realmente nos moviliza. Y esto nos habla de otra cuestión, la sociedad que nos rodea, donde algo tan vital como la educación ocupa un lugar tan bajo.

El sistema exige carne de cañon y hay que ofrecersela. Es más fácil asumir el coste de cuatro “ultras” que una población dotada de pensamiento crítico que puede ponerlo mucho más díficil. Esos ultras ahora armaran más ruido que nadie, querran perjudicarnos con ellos. Pero en el fondo saben el riesgo que corren. Que la crisis nos convierta a todos en rádicales pendencieros. Fracasado el sistema, las filas de los desheredados creceran y de que manera, las clases medias desapareceran y los poderosos se veran obligados a vivir en “ghettos” como hacen los propietarios en Brasil, Méjico y demás paises civilizados. Por que ya me diran a quien van a vender algo cuando nos despidan o nos cosan a impuestos para pagar el coste social del paro. Pauperización, pero viene de una manera de hacer las cosas, en la que los que mandan tienen mucho que ver.

Diario de un ERE no justificara ninguna acción deleznable, pero interpretara todo lo que ocurra no desde la falsa moral burguesa, a la que en última instancia consideramos culpable, sino desde el analisis de las verdaderas condiciones sociales.

Desde Diario de un ERE animamos a la reivindicación festiva, a construir sobre destruir, el futuro de la humanidad depende de nosotros, no de ellos.

ERE no, gracias.

Anuncios

One comment

  1. Felicidades.Se puede decir más alto,pero no más claro.Lo último que nos hace falta ahora son radicales descerebrados.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: