h1

Una asamblea y un preacuerdo ratificado.

diciembre 13, 2008

Hoy, sábado 13 de diciembre los trabajadores de Cerámicas Sugrañes hemos ratificad en asamblea el preacuerdo alcanzado por el comité y la direción.

Lo cierto es que ha sido una asamblea bastante más relajada de lo que algunos esperabamos. Bien es cierto que la sensación de ya no se podía hacer más, que habíamos tocado el máximo, estaba muy presente. Pero hoy tomabamos una de las decisiones más trascendentes de nuestras vidas, al menos en lo que al ambito laboral se refiere.

Y sí al final tras lectura pormenorizada del preacuerdo, y la aclaración de las dudas que generaba cada punto, hemos procedido a la votación.

Frente a la marea de brazos aprobando el acuerdo tan sólo 4 votos en contra. El sentimiento de la asamblea ha sido claro, ya tenemos definido el ERE, no como nos gustaría, pero al menos como se ha podido.Ya sabíamos que terminara como terminara esto, era una derrota para el trabajador. Que por lo menos había que pelear, sólo sabíamos eso, pero algunas cosas se han conseguido. Así hemos firmado el armisticio en los terminos menos perjudiciales para nosotros, como el gran logro de la ausencia de límite máximo en la indemnización.

Desde Diario de un ERE damos gracias al Comité de Empresa que ha peleado en situación de desventaja como un veradero campeón. Y gracias a todos mis compañeros, por serlo.

Sin embargo, no puedo terminar sin dar una nota de amargura. Me siento como se sintieron los integrantes de La legión Checa cuando la desarmó Trotski, o como cuando Franco emitió el último parte de su guerra contra el legítimo gobierno de la República:

“En el día de hoy cautivo y desarmado el ejército rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos obejtivos militares. LA GUERRA HA TERMINADO.”

Anuncios

4 comentarios

  1. HMuchos deberiamos aprender de ti. No comparto todos (o muy pocos) de tus principios, pero admiro tu forma de defenderlos. Sin faltar el respeto, educando, explicando, sin intentar obligar a nadie a comulgar contigo, sin esconderte, hasta el final.
    No cambies.
    Un abrazo.


  2. No resulta díficil ser educado, respetar, explicar, ni imponer (aunque algunas veces no lo consiga). Mi trayectoria vital es la que es. Como decía el de la canción “… y lucharemos por causas perdidas…” Estoy acostumbrado a defender posturas como poco, origínales, extravagantes o, simplemente y llanamente raras (lo cierto es que no dejo de admirar a un personaje como Don Quijote). Y no se me suele hacer caso, nunca. La derrota, desgraciadamente, forma parte de mi patrimonio. Y creo yo que todo eso ayuda que hay más verdad que la de uno, que es importante hacer valer la propia pero también comprender que los demás tienen la suya.
    Como diría Leolo “ay de aquellos que sólo creen en su propia verdad”.
    Pero agradezco tus palabras.
    y basta ya de dar las gracias ahora centremonos en lo que será de nosotros, que es lo que realmente importa.


  3. Me entero de esta trágica historia justo cuando ha acabado. Parece Lev que te ha tocado vivir en primera línea lo que ya es historia allá por la Margen Izquierda del Nervión, y la historia se repite exactamente igual. Sólo queda daros ánimo a todos los trabajadores, ahora parados; supongo que cuando todo está perdido sólo cabe dedicarse a la moral, como pasó con la filosofía griega tras Alejandro Magno. Espero que al menos hayáis podido ser un ejemplo ético para aquellos que siembran la ruina, no sólo de toda la sociedad, sino principalmente de ellos mismos y sus seres más queridos.
    Un abrazo y socialismo “utópico” (porque hoy por hoy lo de científico se lo dejamos a los cirujanos estéticos).


  4. Hola Gari, me agrada leerte, aunque sea aquí y por este motivo.
    Probablemente al cinturón industrial de Barcelona le espera el mismo destino que a la margen izquierda del Nervión. Quizá peor. Por muchos motivos.
    Y sí es tiempo de coger o recuperar la moral. Lo del socialismo “utópico” ya veremos, de momento andamos ahí.
    Tenemos mucho que aprender, y mucho que ofrecer, no nos resignaremos a una suerte que no merecemos, por mucho que pretendan imponernosla.
    Un abrazo y gracias por tus animos.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: