h1

Una valoración muy personal del preacuerdo.

diciembre 14, 2008

Ya más de 24 horas después de la asamblea de ayer, ya se empieza a tener cierta perspectiva de lo que supone el acuerdo, de sus puntos fuertes y debiles.

Sobre todo tengo que dejar claro una cosa, acato el resultado de la asamblea, pese a que yo votara en contra, por encontrarlo lesivo a los intereses de los trabajadores ( y no hablo sólo de la plantilla de Cerámicas Sugrañes). Pero si mi postura fue la perdedora en la asamblea, el único responsable de ello fuí yo, pues no supe hacer ver lo necesario del no.

En cualquier caso, ahora es cuando debemos sacar todo el provecho de este acuerdo que hemos alcanzado con la empresa.

Es evidente que los veteranos, los de 15 años a 30 de antiguedad, sacaran un buen pellizco si se acogen, voluntariamente o no, al ERE, que oscilara entre los 2 y 4 años de salario.

También los que menos tiempo llevan han visto un minimo que cumple sus expectativas, de 6.000 euros.

En cuanto a cifras, son las que son, y cada uno se adminitrara en función de lo que le corresponda. Una ayuda, pero a nadie le resuelve la vida en circunstancias tan díficiles como quedarse sin trabajo en plena crisis global.

Lo más importante ahora,en  los 4 próximos días se decide, es el traslado, la empresa ha fijado, tan sólo 600 euros para aquellos que quieran ir. Esto revela una cosa, que la intención de la empresa es llevarse a aquellos que ganan más dinero. Aquellos que con esta magra ayuda ya esten en condiciones de valorar el traslado a Vallmoll.

Afortunadamente para nuestros intereses el comité ha conseguido arrancar de la negociación un gran punto. La lista de trasladados a Vallmoll no sera forzada, sino negociada. El comité y la empresa, cada uno con su lista (la de “voluntarios” por parte del Comité y la de “obligados” por parte de la Empresa) evaluara cada puesto de trabajo de la nueva planta y decidira quien debera ir.

Sin embargo, nos encontramos con un problema de indole práctica. Tanto la empresa como los trabajadores. Qué es la carencia, la oportunidad de acogerse al ERE durante los 2 primeros años en Vallmoll. Un derecho que hemos ganado y nos parece irrenunciable, pero que se puede convertir en nustro caballo de Troya.

Muchos han visto la oportunidad de alargar su estancia en la empresa, aduciendo su interés en ir a Vallmoll para inmediatamente acogerse al ERE. Tan es así, que mi impresión a día de hoy es que el 95% de la plantilla se muestra dispuesta a ir a Vallmoll.

Esto tiene una lectura rápida y nefasta para nuestros intereses; la comisión paritaria de los trabajadores que va a negociar los trasladados, sólo tendrá oportunidad de hacer valer su lista en la medida que cuente con los verdaderos interesados en ir a Vallmoll. Si acudé con una lista de 120 o 130 voluntarios, se convertira en papel mojado, ya que la empresa tendrá la oportunidad de hacer lo que no que queríamos, que ella elija. Esto es así de claro, sólo si un puesto queda vacante otro tendra oportunidad de ocuparlo. Nos interesa que en esa lista sólo esten los que verdaderamente quieren ir, o los que lo esten valorando.

Así que lo interesante para nosotros, es ser sinceros y dejar una oportunidad a aquellos compañeros que sí desean ir a Vallmoll. Es la única manera de conseguir que en la empresa no elija. Y si la empresa elije que se desengañe todo el mundo, serán los 50 que más cobran (entre ellos todos los veteranos). Esto será sí o sí.

Quizá muchos de nosotros pensemos que la oportunidad de aguantar en la empresa hasta el traslado definitivo sea apuntarse a la lista de voluntarios. Que no lo sea. Que el comité negocie con la empresa si es que está necesita alguien más para desmantelar todo. Pero que los que vayan a Vallmoll sean los que realmente quieren ir y no los que la empresa imponga.

Compañeros, camaradas; tomad vuestra decisión en conciencia, unos pocos meses más de trabajo no son nada, sobre todo si pensamos en las circunstancias que tendran esos mese (trabajar aquí sera depresivo y díficl), y en el favor que podemos hacer a otro compañero.

Un abrazo.

Salud, lucha y reflexión.

Edito: si no me equívoco, la lista que se está buscando es la de los que quieren ir a Vallmoll, no de los que quieran entrar en el ERE ya. Son dos cosas distintas. Lo lógico es que una vez fijados “Los 50 de Vallmoll” se ejecute el ERE. Y será entoncés cuando se pueda intentar demorar el despido. al menos así lo entiendo yo. Aunque también pienso que la empresa solo se quedara con esos 50. En fín que todo es interpretable. Y la buena voluntad no ha sido una de los emblemas en este ERE. El silencio juega a su favor, rompamoslo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: