h1

El partido de la muerte. La dignidad de los oprimidos

diciembre 15, 2008

Hay historias por ahí que nos hablan de dignidad, donde heroes anonimos, no anteponen “salvar el propio culo” a algo más grande. Incluso en el futbol encontramos historias de estas.

En 1941, la Alemania nazí invadió la Unión Soviética, ocupando durante tres años, los estados bálticos, Ucrania, Bielorrusia y la parte más occidental de Rusia. En 1942 los orgullosos alemanes pretendieron demostrar a los pobres eslavos muertos de hambre quien mandaba en el mundo, incluido el futbolistico, y organizaron un partido entre el equipo del ejercito alemán y el Dinamo de Kiev

El Partido de la Muerte

En verano de 1942, el equipo de la Wehrmacht propuso al Dinamo jugar un partido en el Estadio municipal. Los alemanes fueron muy confiados al encuentro puesto que ellos eran deportistas preparados y los jugadores del Dinamo eran obreros de fábricas con escasa preparación futbolística. Comenzó el partido con las gradas a rebosar, y con los principales militares de la Wehrmacht en Ucrania en el palco. De momento todo va bien para los invasores y los alemanes meten el primer gol de la tarde, pero todo se tuerce para los alemanes y terminan el primer tiempo perdiendo 2 a 1 contra el Dinamo. En los vestuarios llega un oficial alemán y advirtió a los jugadores del Dinamo que los alemanes jamás habían perdido un partido en territorios ocupados, y que si ganaban el partido serían todos fusilados. Los jugadores volvieron al campo y, haciendo caso omiso de la amenaza, metieron el tercer gol a los alemanes. El estadio se vino abajo y, sin dar crédito a lo que veían, las gradas veían como el Dinamo marcaba el cuarto gol. Antes de llegar a los 60 minutos de partido, el árbitro dio por terminado el partido y los jugadores del Dinamo fueron conducidos a un barranco, donde inmediatamente fueron fusilados.

Hoy se les recuerda con un monumento frente al estadio del Dinamo de Kyev

Realmente esa es la versión de la leyenda, algo más aproximado a la realidad es la versión que se ofrece aquí, pero que no pierde un ápice de dramatismo, heroismo y dignidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: