Posts Tagged ‘General’

h1

Los diez días que estremecieron al mundo

noviembre 1, 2008

El pasado 25 de octubre los trabajadores de RosaGres reunidos en asamblea decidimos empezar con los movilizaciones, movimientos que provocarían otros movimientos, energias liberadas que debieran provocar cataclismos o estrecimientos en lo que algunos les parece el acto final de algo ya escrito. Pero todavía el telón no ha caído y los que parecían actores secundarios se pueden convertir en las figuras estelares de esta drámatica reperesentación.

Es curioso pero ninguno reparamos en lo significado de la fecha, el 25 de OCtubre, la fecha de la revolución bolchevique en Rusia. Hace ya 91 años, el 25 de octubre de 1917, los trabajadores y soldados de Petrogrado tomaron el palacio de invierno derrocando al gobierno provisional. Lo que siguió depues no nos interesa tanto, pero sí que debemos prestar atención a esos raros momentos donde lo inesperado acontece, donde los olvidados, los desplazados aparecen y la historia deja de ser lo que parecía.

John Reed era un periodista norteamericano que asistió al proceso revolucionario en Rusia y dejo constancia escrita de todo ello en “Los 10 días que estremecieron al mundo”, libro que aún hoy se edita (en España se puede encontrar en las librerias editado por la prestigiosa Akal) y le sirvió a John Reed para tener el honor de ser enterrado en el Kremlin.

En lo que a los trabajadores de RosaGres respecta nuestras ambiciones son mucho más pequeñas, es a otros a quien corresponde estremecer al mundo, nosotros bastante haremos si inquietamos a nuestros jefes y nos sorprendemos a nosotros mismos. Esta primera semana esta sentando las bases, estamos haciendo lo más díficil, ya llegaran los momentos de recoger lo sembrado. Un camino díficil por el que parece que nos estamos sabiendo mover a las mil maravillas.

En otro orden de cosas,  y a raíz de los aniversarios, es necesario recordar que dentro de muy poco se va a conmemorar el primer aniversario de “Cesta de navidad del Comite de Empresa Ceramicas Sugrañes”. Un acto que ahora adquiere toda su relevancia. Aquella cesta sufragada por los trabajadores, para todos los empleados de Ceramicas Sugrañes era una cesta humilde, de pesebre y casí sin derecho a buey  y asno. Pero era muy digna. Y nadie se nego a recogerla.

Ahora los empleados de las oficinas de Ceramicas Sugrañes no han tenido a bien ni un gesto de solidaridad, ni un gesto de animo. Todavía están a tiempo. No lo necesitamos, pero si nos gustan las muestras de apoyo.

Anuncios
h1

Noticias del blog

octubre 29, 2008

Al comite directivo de este blog le han llegado varias sugerencias desde el comite de documentación, del comite de información, del comite de redacción, y del comite de descomitización.

– se le ruega que incluya los enlaces del INEM, de Caritas, de la Agencia Catalana de Empleo, Proyecto Hombre y la Sociedad de Alcoholicos Anonimos. En virtud de nuestro porvenir quedan aceptadas inmediatamente, incluyendo la de Empleo Senior una nueva pagina dedicada a los parados de más de 45 años, los que más díficil lo tienen. Uno no puede sino preguntarse que destino le dejan al pobre que solo tenga 44 años.

– se ruega una relectura y correción de errores ortográficos y gramaticales antes de publicar una entrada en el blog. Imposible, el comite directivo no tiene tiempo.

-¿que pasa con el fotoconcurso? Estamos en ello, cuando este preparado para ver la luz se anunciara oportunamente.

h1

Melancolías. Un poema y una canción

octubre 29, 2008

Hay en todo este proceso destructivo que es el E.R.E un montón de circunstancias que se escapan a nuestro control.

En general valoramos todo este proceso como positivo al ligarlo a esa crisis mundial que puede provocar asombrosos, por inesperados, cambios en favor de la historia de la humanidad. Es nuestro deber moral contemplar todo con optimismo y nunca dejar de confiar en nuestras fuerzas.

Sin embargo somos personas, durante todo este tiempo trabajando codo con codo las relaciones entre compañeros se refuerzan. Desde el respeto hasta a la amistad, pasando por las confidencias -los romances de fin de semana de los más jovenes, las noches en vela de los bisoños papas, las maduras preocupaciones de los padres de hijos adolescentes, los maravillosos nietos de los más veteranos, por no hablar de la franca y unanime admiración masculina por el trasero incendiario de XXXX-

Pues bien, todo eso termina de la forma más abrupta, cada uno a su casa a continuar la pelea, relaciones humanas que no parecen valer nada, que nadie se preocupa en medir. Y, sin embargo, la sombra va creciendo, todavía no demasiado, pero de vez en cuando se puede ver como dos compañeros se atragantan, carraspean y se pasan la mano por la frente para intentar despejar el inminente desenlace. la despedida se aproxima, el compañero dejara de serlo.

Igual es la lluvia, igual es Amanda, pero este poema y esta canción van por vosotros compañeros mios:

Del “Valle de los avasallados” en la película Leolo

Porque sueño yo no lo estoy. Porque sueño, sueño. Porque me abandono por las noches a mis sueños antes de que me deje el día, porque no amo, porque me asusta amar, ya no sueño. Ya no sueño…

… A ti la dama, la audaz melancolía que, con grito solitario, hiendes mis carnes ofreciéndolas al tedio; tú que atormentas mis noches cuando no séque camino de mi vida tomar… te he pagado cien veces mi deuda.

De las brasas del ensueño sólo me quedan las cenizas de la mentira que tú misma me habías obligado a oír. Y la blanca plenitud, no era como el viejo interludio y sí una morena de finos tobillos que me clavó la pena de un pecho punzante en el que creí, y que no me dejó más que el remordimiento de haber visto nacer la luz sobre mi soledad.

E iré a descansar, con la cabeza entre dos palabras, en el valle de los avasallados.

Y la canción de Enrique Morente “Toma este vals” (basada en una canción de Leonard Cohen “take this waltz” a su vez inspirada en el poema “Pequeño vals vienes” del gran Federico García Lorca)


h1

La gran crisis, bienvenida sea.

octubre 28, 2008

Uno de los deberes que tenemos los trabajadores es desdramatizar la tan cacareada crisis. A pesar de la situación que vivimos, a pesar del E.R.E. que se ciñe como un buitre leonado sobre nuestras espaldas, la de los trabajadores de Rosa Gres, sobre tantas y tantas plantillas del mundo entero.

Un nueva crisis sacude al capitalismo, como siempre con mayor fuerza que la anterior, como siempre una crisis de superproducción y de especulación. Hora de destruir viejos mercados hora de abrir nuevos mercados.

Hace ya mucho tiempo, 160 años, el viejo cascarrabias Karl Marx nos dijo:

Pues bien: ante nuestros ojos se desarrolla hoy un espectáculo semejante.  Las condiciones de producción y de cambio de la burguesía, el régimen burgués de la propiedad, la moderna sociedad burguesa, que ha sabido hacer brotar como por encanto tan fabulosos medios de producción y de transporte, recuerda al brujo impotente para dominar los espíritus subterráneos que conjuró.  Desde hace varias décadas, la historia de la industria y del comercio no es más que la historia de las modernas fuerzas productivas que se rebelan contra el régimen vigente de producción, contra el régimen de la propiedad, donde residen las condiciones de vida y de predominio político de la burguesía.  Basta mencionar las crisis comerciales, cuya periódica reiteración supone un peligro cada vez mayor para la existencia de la sociedad burguesa toda. Las crisis comerciales, además de destruir una gran parte de los productos elaborados, aniquilan una parte considerable de las fuerzas productivas existentes.  En esas crisis se desata una epidemia social que a cualquiera de las épocas anteriores hubiera parecido absurda e inconcebible: la epidemia de la superproducción. La sociedad se ve retrotraída repentinamente a un estado de barbarie momentánea; se diría que una plaga de hambre o una gran guerra aniquiladora la han dejado esquilmado, sin recursos para subsistir; la industria, el comercio están a punto de perecer. ¿Y todo por qué?  Porque la sociedad posee demasiada civilización, demasiados recursos, demasiada industria, demasiado comercio.  Las fuerzas productivas de que dispone no sirven ya para fomentar el régimen burgués de la propiedad; son ya demasiado poderosas para servir a este régimen, que embaraza su desarrollo.  Y tan pronto como logran vencer este obstáculo, siembran el desorden en la sociedad burguesa, amenazan dar al traste con el régimen burgués de la propiedad. Las condiciones sociales burguesas resultan ya demasiado angostas para abarcar la riqueza por ellas engendrada. ¿Cómo se sobrepone a las crisis la burguesía?  De dos maneras: destruyendo violentamente una gran masa de fuerzas productivas y conquistándose nuevos mercados, a la par que procurando explotar más concienzudamente los mercados antiguos.  Es decir, que remedia unas crisis preparando otras más extensas e imponentes y mutilando los medios de que dispone para prevenirlas.

Hoy como ayer, ayer como hoy.

Viejos problemas, pero ¿nuevas recetas? no lo sé. El venerable, por anciano y sabio, historiador británico Eric Hobsbawm vuelve a sacar pecho tras su particular travesia en el desierto, lo hace en una entrevista concedida a la BBC a cuenta de la crisis finaciera y comercial de estos días, y podeís leerla aquí.

En resumen, compañeros, camaradas, no son los mejores tiempos, vamos a sufrir pero esta vez no podemos caer en el mismo error y debemos construir algo nuevo y mejor que lo que había hasta ahora. Era como si en lugar de construir el futuro estuvieramos cavando nuestras propias tumbas.

Y para que el trago se menos amargo; un gran video de humor tipicamente británico sobre la crisis. Demoledor